jueves, 28 de abril de 2011

EFECTO DE LA MEDITACIÓN EN EL ESTRÉS

El estrés es una reacción fisiológica del organismo que aparece cuando se activan mecanismos de defensa al afrontar situaciones que parecen amenzantes. Esta respuesta es natural pero cuendo se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que tiene efectos negativos en la salud y puede causar diferentes enfermedades físicas y mentales que perjudican el funcionamiento adecuado del cuerpo.
El entorno agresivo, el exceso de trabajo y los pensamientos nocivos pueden conducir a estados altamente nerviosos que se conocen como estrés y que destruyen el equilibrio del cuerpo humano.
Este sentimiento de nervios se produce por la liberación de hormonas como la adrenalina y el cortisol que agudizan los sentidos, dilatan las pupilas y tensionan los músculos con el objetivo de prepararse para luchar o huir.
Según estudios científicos el estrés a corto plazo puede ser de gran utilidad para el organismo pero a largo plazo puede tener efectos tóxicos en la salud (aumento de la presión arterial, enfermedades cardiacas, problemas digestivos, ansiedad, depresión y debilitamiento del sistema inmunológico).
Se ha demostrado que la práctica de la meditación genera un cambio fisiológico opuesto a la respuesta de huida que incluye dismminución de la frecuencia cardiaca y respiratoria, presión arterial normal, aumento saludable del flujo sanguíneo, dismunución de los niveles de hormonas de estres, mejoramiento de la respuesta inmune y funcionamiento equilibrado del tracto digestivo.
A nivel psicológico y y emocional la meditación permite tomar decisiones acordes con los deseos propios y se obtiene un beneficio a nivel personal, familiar, laboral y social pues las relaciones son más amenas al haber un sentimiento de satisfacción. Además esta práctica permite disfrutar la vida plenamente al dejar a un lado las angustias y tormentos sin fundamentos, activa la creatividad, controla la ansiedad y mejora el sueño.
Se debe tener en cuenta que para poder disminuir los niveles de cortisol en el organismo y para poder afrontar las situaciones estresantes sin alterar los nervios de una forma negativa es necesario meditar frecuentemente pues ésta estrategia no resulta tan efectiva a corto plazo.
El bienestar que proporciona la meditación se puede alcanzar practicando yoga ya que uno de los principales propósitos de esta técnica es enfocar los pensamientos en un solo punto positivo que permita la reflexión y la relajación.



Información tomada de:
  1. D.M. Campagne. Teoría y fisiólogia de la meditación. (http://www.editorialmedica.es/archivos/cuadernos/Cuader-69-70-04-Trabajo2.pdf)
  2. Ortiz, Ana María. No le suba el nivel al estrés. Revista YOK, El colombiano. Abril 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada